Hemeroteca Categoría: Cultura preventiva

Fuentes de datos relevantes para la seguridad y la salud en el trabajo
03 Jun

Fuentes de datos relevantes para la seguridad y la salud en el trabajo

Encargado por el HSE británico a la universidad de Nottingham con el objetivo de mejorar sus propios procedimientos de información, este informe (160 páginas, 2011) recopila y describe más de un millar de fuentes de todo el mundo cuya utilización puede ayudar al HSE a realizar mejor las tareas que tiene encomendadas.

Es de utilidad para otras muchas personas e instituciones.

http://www.hse.gov.uk/research/rrpdf/rr898.pdf

02 Jun

Objetivos éticos y sanitarios de la percepción de riesgos: el valor de la experiencia

Resumen del artículo de Andéol-Aussage, B. et al. publicado en la revista Santé et sécurité au travail. 

El conocimiento y la percepción de riesgos por los expertos y públicos diferentes son dimensiones esenciales de las estrategias de información y prevención. Los autores se plantean cómo captar y comprender esta percepción y qué es la asistencia a la evaluación del riesgo.

Para ello presentan experimentos para evaluar la percepción de la población en riesgo y atender a su solicitud de participación en la gestión de éstos. Se centran en el barómetro del IRSN (Instituto de protección radiológica y seguridad nuclear) de la percepción de riesgo y seguridad, en las encuestas de opinión, sobre la audiencia de los interesados o en la Conferencia de los ciudadanos sobre el proyecto CIGEO de almacenamiento de residuos radiactivos.

Referencia: Andéol-Aussage B., Bertrand N., Binet S. INRS, Certes C., Drais E., El Jammal M.H.. Enjeux éthiques et sanitaires de la perception des risques : retours d’expérience. Hyg Séc Trav, 2014, n. 237, pp. 62-67. http://www.inrs.fr/media.html?refINRS=NT%2021

Retos y roles profesionales en salud laboral
01 Jun

Retos y roles profesionales en salud laboral

Por Fernando Rodrigo.

El debate sobre el rol de los profesionales de la salud laboral es una cuestión sempiterna que no pretendo, ni mucho menos, resolver con este breve post.

Para empezar, la cuestión clave con la que nos enfrentamos diariamente en las empresas es la de que no podemos aplicar directamente nuestros conocimientos y propuestas para resolver problemas, sino que para ello tenemos que convencer a otros de que hagan lo que hay hacer. Y no suele ser fácil.

Además, somos profesionales en contextos socio-políticos, culturales y empresariales en los que el valor que se le atribuye a la salud y, especialmente, a la salud en el trabajo, varía notablemente, pero que en todo caso no suele estar en la parte alta de la escala.

América Latina vive tiempos de cambio social, político y económico que pone en el escenario problemas y desafíos viejos y nuevos que habían estado relegados en el pasado. Y entre ellos está, claro, la salud ocupacional, realidad de tal gravedad que hace muy difícil seguir ignorándola. Podríamos decir que la salud ocupacional vive su momento fundacional, como sucedió en España hace unos 15 años.

En España, por el contrario, por el impacto de la crisis y de sus consecuencias, vivimos un reflujo de la salud laboral en todos los ámbitos. No solo en la empresa, sino también en la política y en la sociedad. Ni las empresas –en general- mantienen las políticas preventivas, ni los gobiernos las exigen y las impulsan, ni los agentes sociales tienen la fuerza y la capacidad para demandarlas o imponerlas. Tampoco los trabajadores, más preocupados por mantener el empleo o las mínimas condiciones salariales y laborales, están en situación de exigirla.

En este doble contexto, sobre los profesionales de la salud laboral recae la responsabilidad de impulsar y mantener el vigor, la vigencia y la actualidad de la salud y seguridad en el trabajo.

Y, para poder estar en condiciones de hacerlo, necesitamos relegitimar socialmente nuestra profesión haciéndonos funcionales a las nuevas necesidades sociales, económicas y laborales.

El modelo de atención a la salud en el trabajo ha evolucionado a lo largo de las últimas décadas desde un escenario centrado en una intervención de tipo técnico-individual sobre el trabajador a un planteamiento organizativo orientado a promover cambios en la gestión de la empresa y una concepción mucho más amplia de lo que implica la relación salud-trabajo y por tanto la promoción integral de la salud de los trabajadores. Esto supone que los profesionales de la prevención debemos incorporar al rol técnico tradicional nuevos roles que nos definan como agentes de cambio y de acompañamiento en las decisiones de gestión.

Los profesionales de la salud ocupacional somos promotores de salud, de seguridad y de bienestar laboral, pero sabemos –y tenemos que hacer saber a todos– que esto a lo que nos dedicamos no es sólo un valor para las personas, también lo es para las empresas y para la sociedad por las ventajas que les supone: menos enfermedades y gastos sociosanitarios, más productividad, alargamiento de la vida laboral, mejora de la calidad del trabajo, y de la competitividad y una mayor motivación e iniciativa por parte de los trabajadores. Ayudamos, en definitiva, a construir sociedades más prósperas, justas y cohesionadas.

LA AGENCIA @EU_OSHA LO TIENE CLARO: INTEGRACIÓN DE LA #SST EN LA #EDUCACIÓN
19 Feb

LA AGENCIA @EU_OSHA LO TIENE CLARO: INTEGRACIÓN DE LA #SST EN LA #EDUCACIÓN

Fuente: Integración de la SST en la educación – EU-OSHA

La integración de la SST en la educación implica incluirla sistemáticamente en las lecciones en el aula. Lo ideal es que forme parte de la vida diaria de los alumnos, los padres y los empleados.

Si los niños empiezan a adquirir conocimientos sobre salud y seguridad a medida que aprenden a leer y a escribir, esta materia será una parte natural de cómo trabajan, juegan y viven. Los niños desarrollarán una buena actitud en materia de salud y seguridad que les acompañará a lo largo de sus vidas laborales.

EU_OSHA_education

Empieza joven, mantente seguro: una formación de éxito en materia de SST

Es mejor integrar la SST en las materias singulares en lugar de enseñarla como un tema independiente. El aprendizaje basado en actividades y en ejemplos de la vida real ayudará a transmitir el mensaje a los niños y a los jóvenes. Los principales mensajes pueden repetirse de distintas formas para los distintos grupos de edad, ya sea en las escuelas primarias o en las escuelas de formación profesional.

El enfoque educativo integral es el modelo ideal. La integración de la SST en el resto del sistema educativo resulta más difícil y está menos desarrollado, en particular en las universidades. No obstante, se aplica el mismo modelo de «instituto integral». La creación de redes y el trabajo en colaboración con las autoridades de SST son piezas fundamentales que contribuyen a que la integración tenga éxito.

Integración de la SST en la vida escolar

El enfoque educativo integral combina la educación y la gestión escolar. Los alumnos y los empleados trabajan juntos para hacer que la escuela sea un lugar seguro y saludable en el que trabajar y aprender, a través de:

  • la educación sobre riesgos y la gestión de la SST, por ejemplo, haciendo que los alumnos participen en la detección de peligros;
  • la educación y la promoción de la salud, por ejemplo, con iniciativas de escuelas saludables;
  • la promoción de la dignidad y del respeto para todos, por ejemplo, con campañas contra el acoso moral;
  • la preocupación por el medio ambiente, por ejemplo, sobre reciclaje y reutilización.

Consejos para que la integración tenga éxito

Gracias a los estudios de casos, sabemos que lo que ayuda a hacer que el enfoque educativo integral funcione es lo siguiente:

  • El liderazgo del director de la escuela para motivar al personal y a los alumnos;
  • La implicación de los alumnos, los padres y el personal;
  • Facilitar apoyo y herramientas prácticas; el recurso «Napo para profesores » ha sido muy útil en esta cuestión;
  • Formación para profesores;
  • Creación de redes entre las escuelas;
  • Cooperación entre las autoridades educativas y las autoridades de SST;
  • Enseñar a aplicar una educación práctica y que vincule la educación sobre riesgos a las materias que se imparten.

Más información:

El programa Work Life de NIOSH sobre promoción integral de la salud en la empresa
02 Jul

El programa Work Life de NIOSH sobre promoción integral de la salud en la empresa

A medida que cambian las características del trabajo (cada vez más exigente psíquicamente y con menores requerimientos físicos) se hacen más evidentes las limitaciones de un enfoque de protección de la salud de los trabajadores basado exclusivamente en los riesgos laborales.

La salud de las personas que trabajan está claramente influenciada no sólo por factores laborales, sino también por múltiples factores extralaborales, por lo que una división entre factores laborales y no laborales carece de sentido.

El programa Work Life de NIOSH se propone mejorar la salud de los trabajadores rompiendo el tradicional aislamiento existente entre la prevención “laboral” y las iniciativas de promoción de la salud generadas por las autoridades de salud pública.

NIOSH ha creado una página web específica para el programa Work Life: http://www.cdc.gov/niosh/TWH/

Lo que toda administración pública debería hacer en salud laboral
02 Jul

Lo que toda administración pública debería hacer en salud laboral

Este breve documento (20 páginas) publicado por NIOSH, presenta las directrices sobre lo que, desde una perspectiva de salud pública, deberían hacer todas las administraciones en el campo de la salud laboral.

Aunque está pensado como una guía para los estados norteamericanos, puede ser útil para cualquier administración de cualquier nivel que tenga responsabilidades sanitarias.

http://www.cdc.gov/niosh/docs/2008-148/pdfs/2008-148.pdf

Cibersal
CiberSal quiere ser un proyecto colectivo, con una vocación explícita de funcionamiento basado en la participación activa de los integrantes de la comunidad, por lo que se apoya en un entorno virtual con todas las herramientas necesarias para favorecer la interacción y la cooperación.
Enviar