Guía para valorar la calidad de la evaluación y la gestión de los riesgos ergonómicos
21 Mar

Guía para valorar la calidad de la evaluación y la gestión de los riesgos ergonómicos

El Comité de Altos Responsables de la Inspección de Trabajo (SLIC, por sus siglas en inglés) decidió, en mayo de 2017, crear un grupo de trabajo (GT) para considerar los riesgos nuevos y emergentes, llamado WG Occupational

Health and Safety Emerging Risks (WG EMEX). Su propósito era abordar los trastornos musculoesqueléticos (TME), los riesgos psicosociales y los retos demográficos a la que se enfrentan todos los Estados miembros de la UE.

El principal objetivo asignado al GT EMEX es fortalecer el cumplimiento de las normas de las normas que regulan la ergonomía y las condiciones psicosociales de trabajo que favorecen entornos de trabajo sostenibles para mujeres y hombres, así como para trabajadores jóvenes y mayores.

El propósito de esta guía es ayudar a los inspectores nacionales a desarrollar procedimientos de inspección y a aumentar la confianza de los inspectores de trabajo al abordar la calidad de las evaluaciones de riesgo y las medidas de gestión de riesgos en relación con la prevención de TME.

 

 

Referencia:

Guide for assessing the quality of risk assessments and risk management measures with regard to prevention of MSDs

Autor: Senior Labour Inspectors’ Committee Working Group: New and Emerging Risks (EMEX)

European Commission. Octubre 2018

Disponible en:

https://www.ispettorato.gov.it/it-it/Attivita/Documents/Attivita-internazionale/Guide-for-assessing-the-quality-of-RA-and-risk-management-measures-with-regard-to-prevention-of-MSDs.pdf

 

 

Contenido y calidad de las guías para la prevención de problemas de la salud mental en el trabajo
10 Dic

Contenido y calidad de las guías para la prevención de problemas de la salud mental en el trabajo

Se ha desarrollado una amplia gama de pautas para prevenir los problemas de salud mental relacionados con el trabajo (MHP, por sus siglas en inglés), pero se sabe poco sobre la calidad de dichas pautas.

Se revisaron sistemáticamente el contenido y la calidad de las directrices en el lugar de trabajo con el objetivo de prevenir, detectar y/o gestionar los MHP. Las guías y se consideraron de buena calidad de desarrollo.

Se evaluó la calidad de diecisiete guías. Las guías se dirigían principalmente a los empresarios: ocho guías recomendaban intervenciones preventivas primarias (p. ej., reducción de los riesgos psicosociales mediante procedimientos de gestión de riesgos), tres recomendaban intervenciones terciarias (p. ej., procedimientos de permanencia en el trabajo o de reincorporación al trabajo para la gestión) y seis recomendaban una combinación de intervenciones primarias, secundarias y terciarias (p. ej., facilitar la reincorporación al trabajo mediante el aumento de los conocimientos sobre salud mental de todo el personal y la coordinación de los empleados que figuran en la lista de enfermos). Cuatro guías habían desarrollado recomendaciones de buena calidad, pero las pruebas de dos guías estaban desactualizadas y los estudios que documentaban el efecto de la implementación todavía no estaban disponibles.

Se han desarrollado pocas directrices con el suficiente rigor para ayudar a los empresarios a prevenir o gestionar los MHP relacionados con el trabajo y las pruebas de su eficacia siguen siendo escasas

Referencia:

Content and quality of workplace guidelines developed to prevent mental health problems: Results from a systematic review.

Autores: Nexø MA, Kristensen JV, Grønvad MT, Kristiansen J, Poulsen OM

Scand J Work Environ Health. 44. 10.5271/sjweh.3731.

Disponible en:

http://www.sjweh.fi/show_abstract.php?abstract_id=3731

Integrar la ergonomía participativa en el sistema de gestión de la salud y seguridad
02 Ene

Integrar la ergonomía participativa en el sistema de gestión de la salud y seguridad

Los trastornos musculoesqueléticos (TMS) son una causa importante de dolor, discapacidad y costes. La prevención de TMS en el trabajo se describe con frecuencia en términos de implementación de un programa ergonómico, a menudo de ergonomía participativa (EP). La mayoría de las otras actividades de prevención de riesgos en el lugar de trabajo tienen lugar bajo un sistema formal o informal de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo (SGSST). Este estudio evalúa las similitudes y las diferencias entre la SGSST y la EP, ya que tal conocimiento podría ayudar a mejorar las actividades de prevención de los TMS.

 

Los artículos de ergonomía participativa (EP) revisados en esta evaluación describen enfoques para mejorar la ergonomía en el lugar de trabajo, pero en realidad están dirigidos principalmente a prevenir los trastormos musculoesqueléticos (TME). Los autores sostienen que la implementación de la EP dio lugar a un incremento de la conciencia de los factores de riesgo de dolor de espalda en el lugar de trabajo, lo que potencialmente puede afectar la prevención primaria.

De los 21 elementos de que se compone el SGSST de la norma OHSAS 18001, la literatura sobre EP guarda silencio sobre ocho de ellos, aunque proporciona una cantidad considerable de detalles sobre cinco de los elementos: i) identificación de peligros, evaluación de riesgos y determinación de controles; (ii) recursos, funciones, responsabilidad, responsabilidad y autoridad; iii) competencia, formación y sensibilización; iv) participación y consulta; y (v) medición y monitoreo del desempeño. Sin embargo, los autores utilizaron muchos enfoques diferentes para abordar estos elementos.

Los resultados de este estudio sugieren que, con independencia de la fortaleza de la EP, sus procesos y prácticas no coinciden con el proceso del negocio de la empresa. El análisis del contenido de los artículos sobre EP sugiere que la implementación del programa no ha sido informada o escrita de manera que facilite la integración en la gestión de la organización, a causa de una estructura y un lenguaje diferentes. La EP se suele considerar como un programa independiente ideado para resolver un problema específico o conjuntos de problemas específicos.

Vale la pena señalar que incluso cuando la literatura sobre EP tiene en cuenta los elementos del sistema de gestión, el vocabulario que emplea a menudo difiere del utilizado en el marco de los sistemas de gestión. Por ejemplo, uno de los principales elementos de OHSAS 18001 describe cómo las organizaciones deben determinar objetivos cuantificables. De igual forma se deben de precisar los inputs y outputs. Sin embargo, son pocos los autores de la EP que mencionan estos elementos.

 

El proceso y el lenguaje introducido en el sistema OHSAS 18001 sugiere un enfoque más sistemático, lo que permite la mejora continua. Además, los elementos del sistema SGSST pueden integrarse fácilmente en otras prácticas y enfoques del sistema de gestión, tales como el medio ambiente o la calidad. Los programas de EP que se describen parecen carecer de estas capacidades, o podría decirse que los autores no describen cómo las actividades de prevención, utilizando la metodología de la EP, podrían integrarse en la organización de un sistema de gestión más amplio.

Con respecto a la sostenibilidad de los programas, se informa de que los programas de EP suelen disponer de medidas para asegurarla, pero como la literatura de EP parece haber sido escrita por investigadores, estos no suelen prodigarse en detalles respecto a cómo implementar y estructurar los programas dentro de la organización. Se podría argumentar que la publicación de la investigación no exige entrar en el detalle de la implementación, tal y como lo pueden requerir los profesionales. Esto podría dificultar la implementación de la EP con éxito por parte de los profesionales y las organizaciones.

La literatura muestra que el alcance de los programas de PE se limita a un departamento o un nivel similar (no al conjunto de la empresa). Como tal, la EP podría ser considerada similar a otros procesos de mejora como el Six-Sigma (metodología de mejora de procesos, centrada en la reducción de la variabilidad de los mismos, consiguiendo reducir o eliminar los defectos o fallos en la entrega de un producto o servicio al cliente. Sin embargo, el enfoque Seis-Sigma, enfatiza la “medición”, mientras que la EP suele emplear enfoque cualitativos. Además, la metodología Seis-Sigma puede utilizarse ampliamente dentro de una organización para múltiples cuestiones, en contraste con la PE, que tiene una aplicación más reducida, a menudo sólo la prevención de TME. Más generalmente, la literatura de EP rara vez se refiere a métodos o sistemas utilizados en otras áreas de una empresa (por ejemplo, calidad), cambio organizacional, mejora de procesos (por ejemplo, Seis-Sigma o Kaizen) u otros enfoques de ingeniería.

La introducción de ideas bien conocidas de otros campos como los procesos de negocios o de ingeniería podrían servir para potenciar la prevención de los TME. Del mismo modo, la introducción de ideas de la prevención de TME en los procesos de negocio e ingeniería tiene el potencial de mejorar la prevención, especialmente en la identificación y control de los riesgos.

Por ejemplo, se ha demostrado que es factible integrar la EP en el sistema de mejora de la calidad Kaizen.

Los artículos de EP no suelen comentar sobre la sostenibilidad de su enfoque y su capacidad para la mejora continua. Los investigadores o profesionales externos que suelen dirigir estos programas y posteriormente describir su aplicación y resultados, no suelen esperar o volver a la empresa para valorar su sostenibilidad, por lo que esta, por lo general, se desconoce.

El enfoque de los sistemas de gestión, como el OHSAS 18001 en virtud de su propia naturaleza propenden a la mejora continua y a la compatibilidad con los procesos de negocio, por lo que tienden a conducir a actividades de prevención sostenibles

Por lo tanto, para lograr un desarrollo sostenible y un mejor enfoque para la prevención de los TME utilizando la EP, parece ser necesaria la mejora de la integración de estos programas en los sistemas de gestión existentes en las empresas. En este sentido, recientemente ha habido algunos intentos de los investigadores para desarrollar nuevos enfoques de EP como el desarrollo del Stay @ Work de Driessen et al, 2008.

Como conclusión se puede decir que ambos, los programas de EP y los sistemas de gestión SGSST, cuentan con evidencias de éxito a la hora de prevenir los riesgos laborales. No parece que exista un conflicto entre ambos enfoques, lo que sugiere que la prevención de TME con la EP pueden ser integrados en el sistema de gestión existente en la empresa. Es más, este enfoque podría suministrar los elementos ausentes en los programas de EP y hacerlos más efectivos y sostenibles.

Referencia:

How compatible are participatory ergonomics programs with occupational health and safety management systems?

Autores: Yazdani A, Neumann P, Imbeau D, Bigelow P, Pagell M, Theberge N, Hilbrecht M, Wells R

Scand J Work Environ Health 2015;41(2):111-123

Disponible en:

http://www.sjweh.fi/download.php?abstract_id=3467&file_nro=1

Cibersal
CiberSal quiere ser un proyecto colectivo, con una vocación explícita de funcionamiento basado en la participación activa de los integrantes de la comunidad, por lo que se apoya en un entorno virtual con todas las herramientas necesarias para favorecer la interacción y la cooperación.
Enviar