Mecanismos para reducir el dolor lumbar: intervención multifacética de ergonomía participativa
22 Ene

Mecanismos para reducir el dolor lumbar: intervención multifacética de ergonomía participativa

Una intervención multifacética en el lugar de trabajo de ergonomía participativa, entrenamiento físico y entrenamiento cognitivo-conductual (TCC) ha demostrado ser efectiva para reducir el dolor lumbar (LBP). Sin embargo, los mecanismos de acción subyacentes a estos componentes de intervención no se conocen bien.

Los mediadores potenciales investigados fueron: creencias para evitar el miedo, fuerza muscular percibida, uso de dispositivos de asistencia en el trabajo y esfuerzo físico percibido en el trabajo. Los resultados de LBP evaluados fueron: días con LBP, intensidad de LBP y días con LBP molesto.

No hubo efectos indirectos significativos de la intervención en los resultados de LBP. La intervención tuvo efectos significativos en ambas medidas para evitar el miedo y el uso de dispositivos de asistencia, pero no en la fuerza muscular percibida o esfuerzo físico. El único mediador potencial con un efecto significativo en los resultados de la LBP fue el esfuerzo físico, que tuvo un efecto significativo en la intensidad de la LBP.

Una intervención multifacética consistente en ergonomía participativa, entrenamiento físico y TCC fue capaz de disminuir las creencias para evitar el miedo y aumentar el uso de dispositivos de asistencia en el lugar de trabajo. Sin embargo, estos cambios no explicaron el efecto de ninguno de los componentes de la intervención en días con LBP, intensidad de LBP y días con LBP molesta.

 

Referencia:

Mechanisms for reducing low back pain: a mediation analysis of a multifaceted intervention in workers in elderly care.

Autores: Stevens ML, Boyle E, Hartvigsen J, Mansell G, Søgaard K, Jørgensen MB, Holtermann A, Rasmussen CDN.

Int Arch Occup Environ Health. 2019 Jan;92(1):49-58.

Disponible en:

https://www.researchgate.net/publication/327383653_Mechanisms_for_reducing_low_back_pain_a_mediation_analysis_of_a_multifaceted_intervention_in_workers_in_elderly_care

Efecto de la formación ergonómica participativa de los directivos en la mejora del lugar de trabajo
03 Dic

Efecto de la formación ergonómica participativa de los directivos en la mejora del lugar de trabajo

Este estudio tuvo como objetivo determinar los efectos de la mejora participativa del trabajo, mediante formación ergonómica y provisión de listas de verificación ergonómica in situ para los directivos, sobre las actividades de mejora del lugar de trabajo para el dolor lumbar.

Se proporcionaron un total de tres sesiones de formación sobre métodos de ergonomía in situ, a los gerentes en el grupo de intervención, con intervalos de 1 mes entre sesiones. Se proporcionaron listas de verificación ergonómicas al mismo tiempo. Después de completar las sesiones de capacitación, cada equipo luego proporcionó un informe de mejoras de cada mes durante los siguientes 10 meses.

Se demostró que la provisión de sesiones de capacitación ergonómica y listas de verificación ergonómicas a los gerentes es efectiva para las actividades de mejora del lugar de trabajo dirigidas a la reducción del dolor lumbar entre lños trabajadores. Sin embargo, debido a que los efectos disminuyen con el tiempo, se deben realizar esfuerzos para mantener los efectos a través de intervenciones regulares.

 

Referencia:

A randomized controlled trial of the effect of participatory ergonomic low back pain training on workplace improvement.

Autores: Kajiki S, Izumi H, Hayashida K, Kusumoto A, Nagata T, Mori K.

J Occup Health. 2017 May 25;59(3):256-266

Disponible en:

https://www.researchgate.net/publication/315322877_A_randomized_controlled_trial_of_the_effect_of_participatory_ergonomic_low_back_pain_training_on_workplace_improvement

 

 

Proceso y puesta en práctica de intervenciones de ergonomía participativa: una revisión sistemática
23 Ago

Proceso y puesta en práctica de intervenciones de ergonomía participativa: una revisión sistemática

Se trata de un resumen y un comentario realizados sobre el trabajo de Dwayne van Eerd et al. (2010), Process and implementation of participatory ergonomic interventions: a systematic review, Ergonomics, 53:10, 1153-1166.

 Seguramente esta es la primera revisión sistemática de la literatura sobre el proceso y la forma de implementar la EP realizada hasta el momento. No obstante, las diferentes guías de EP existentes, como la Participative Ergonomic Blueprint1 del Institute for Work and Health canadiense o el Método ERGOPAR2 del Instituto Sindical de Trabajo Ambiente y Salud español, han partido para su elaboración de una buena revisión de la literatura existente en el momento, con resultados similares a los obtenidos en ésta.

 Referencia:

Proceso y puesta en práctica de intervenciones de ergonomía participativa: una revisión sistemática

Autor: Rafael Gadea Merino

Arch Prev Riesgos Labor 2017; 20 (3): 175-176.

 Disponible en:

http://www.archivosdeprevencion.com/view_document.php?tpd=2&i=6724

Caja de herramientas de ergonomía participativa para un programa “Total Worker Health”
15 Jun

Caja de herramientas de ergonomía participativa para un programa “Total Worker Health”

El creciente interés en los programas de Total Worker Health® (TWH) para avanzar en la mejora de la seguridad, la salud y el bienestar del trabajador ha sido el motivo para desarrollar un conjunto de herramientas para orientar su implementación.

Se diseñó un conjunto de herramientas, basado en la ergonomía participativa, para el desarrollo de un programa de TWH en cuatro centros de trabajo. El conjunto de herramientas proporciona unas guías para la puesta en marcha y la formación del comité y un proceso estructurado de ergonomía participativa para la generación de intervenciones integradas de TWH.

Los datos resultantes del proceso procedentes de los facilitadores del programa y de los participantes fueron utilizando para el diseño del conjunto de herramientas. El éxito del programa depende del compromiso de la organización en el diseño de reuniones regulares del equipo de trabajo con un facilitador capacitado, la disponibilidad de expertos en materia de ergonomía y de salud para apoyar el proceso diseñado y procurar  nueva formación cada vez que se produce una rotación del equipo de trabajo. Una estructura de dos comités (uno formado por trabajadores “Desing Team” y un Comité de Dirección) proporcionada ventajas sobre un único comité de varios niveles y mejora la planificación, la comunicación y el trabajo en equipo de los participantes.

 

Referencia:

Field tests of a participatory ergonomics toolkit for Total Worker Health.

Autores: Nobrega S, Kernan L, Plaku-Alakbarova B, Robertson M, Warren N, Henning R; CPH-NEW Research Team.

Appl Ergon. 2017 Apr;60:366-379.

Disponible en:

https://www.researchgate.net/publication/312108087_Field_tests_of_a_participatory_ergonomics_toolkit_for_Total_Worker_Health

Proceso, barreras y facilitadores en un programa de ergonomía participativa
09 May

Proceso, barreras y facilitadores en un programa de ergonomía participativa

El estudio tiene como objetivo investigar para mejorar el conocimiento sobre el  proceso de un programa de ergonomía participativa, desarrollado entre 594 trabajadores de atención a personas mayores, poniendo énfasis en los factores de riesgo identificados para el dolor de espalda y las soluciones y en la identificación de las barreras y facilitadores para su implementación.

El 69% de los factores de riesgo identificados fueron de tipo físico, el 24% eran de tipo organizativo y 7% eran factores de riesgo psicosociales. La mayoría de las soluciones fueron de tipo organizativo (55%), seguidas de las medidas de tipo físico (43%) y el 2% fueron soluciones psicosociales. Los factores internos (por ejemplo, el equipo o la dirección) constituyeron el 47% de las barreras y el 75% de los facilitadores. Los factores externos (por ejemplo, tiempo, recursos financieros, colaboración con residentes o familiares) constituyeron el 53% de las barreras y el 25% de los facilitadores.

Este estudio ha servido para mostrar el proceso y la implementación de un programa de ergonomía participativa entre trabajadores de atención a personas mayores. Los hallazgos obtenidos pueden transferirse a otros trabajadores, otros lugares de trabajo, los profesionales de la salud y la seguridad y los investigadores para mejorar los futuros programas de ergonomía participativa.

 

Referencia:

Processes, barriers and facilitators to implementation of a participatory ergonomics program among eldercare workers.

Autores: Rasmussen CD, Lindberg NK, Ravn MH, Jørgensen MB, Søgaard K, Holtermann A.

Appl Ergon. 2017 Jan;58:491-9

Disponible en:

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0003687016301612

Barreras y facilitadores en la adopción de soluciones ergonómicas en la construcción
25 Abr

Barreras y facilitadores en la adopción de soluciones ergonómicas en la construcción

Este trabajo describe las barreras y facilitadores para el uso de soluciones ergonómicas disponibles y su relación con el nivel de adopción. Para la realización del estudio, tres investigadores calificaron 16 propuestas ergonómicas de un estudio de ergonomía participativa y evaluaron el nivel de adopción de cada una de ellas y seis características de la adopción e identificaron el tipo de adopción a partir de un modelo teórico.

De las 16 propuestas de solución, doce soluciones se utilizaron siempre o de forma intermitente y se valoraron positivamente por su ventaja relativa, compatibilidad con los procesos de trabajo existentes y capacidad de prueba. El locus de control (percepción del sujeto de que los eventos ocurren principalmente como efecto de sus propias acciones, es decir, la percepción de que él mismo controla su vida), del trabajador versus el contratista, no estaba relacionado con la adopción de la medida. Las soluciones simples encontraron menos obstáculos a la adopción que las clasificadas como complejas.

Se concluye que las características específicas de la adopción (ventaja relativa, compatibilidad con los procesos de trabajo existentes, etc.) pueden ayudar a predecir el uso de nuevas soluciones ergonómicas en la construcción. La adopción de soluciones complejas debe implicar a múltiples partes interesadas, requerir más tiempo y necesitar cambios en la cultura o en los sistemas de trabajo.

 

Referencia:

Facilitators and barriers to the adoption of ergonomic solutions in construction.

 Autores: Dale AM, Jaegers L, Welch L, Barnidge E, Weaver N, Evanoff BA.

Am J Ind Med. 2017 Mar;60(3):295-305

Disponible en:

https://www.researchgate.net/publication/313682959_Facilitators_and_barriers_to_the_adoption_of_ergonomic_solutions_in_construction_Adoption_of_Ergonomic_Solutions_in_Construction

Intervención de ergonomía participativa en oficinas
19 Feb

Intervención de ergonomía participativa en oficinas

Son cada vez más las intervenciones de ergonomía participativa desarrolladas en multitud de trabajos de la industria y de los servicios. Uno de los clásicos trabajos que expone a los usuarios a traumatismos musculoesqueléticas (TME) de la zona del cuello y miembro superior es el trabajo con pantallas de visualización de datos (PVD) y particularmente con ordenadores en oficinas. El propósito del estudio ha sido determinar los efectos de una intervención de ergonomía participativa en el desarrollo de síntomas musculoesqueléticos de extremidad superior y cuello entre trabajadores de oficina que utilizan ordenador.

La intervención se realiza de forma controlada y aleatoria con dos grupos uno de control y otro de intervención, en los que participan un total de 116 trabajadores de oficina. La intervención se divide en dos etapas. En la primera los participantes en el grupo recibieron formación sobre ergonomía básica de oficina y en habilidades para la, evaluación y la adaptación del puesto y ejercicios de relajación. En la segunda etapa los participantes realizaron con el apoyo de los investigadores una evaluación del puesto de trabajo con ayuda de un listado de observación (incluido en el artículo) y una propuesta de soluciones

Resultados:

En una evaluación previa a la intervención la evaluación de síntomas de TME no encontró diferencias significativas entre los dos grupos. En el seguimiento de los síntomas durante 10 meses post-intervención el grupo de intervención dasarrolló menos síntomas de TME en la parte derecha del cuello y muñeca y mano derecha que el grupo control.

En la discusión los autores apuntan a la necesidad de evaluar los resultados transcurrido un tiempo de al menos un año de la intervención como aconsejan numerosos estudios, ya que evaluaciones más precoces no suelen encontrar diferencias entre los grupos. De igual manera se sugiere que los efectos positivos de las intervenciones pueden desaparecer con el tiempo, por lo que se recomienda intervenciones de refuerzo.

También se han encontrado otros efectos positivos como la mejora de los puestos de trabajo y el incremento de conocimientos de ergonomía del puesto de trabajo.

Finalmente se recomienda que el procedimiento y metodología utilizados en las intervenciones de ergonomía participativa sean sencillos para obtener la aceptación de la empresa y de los usuarios y contribuir a su extensión.

Referencia:

Effects of participatory ergonomic intervention on the development of upper extremity musculoskeletal disorders and disability in office employees using a computer

Autores: Hakan Baydur, Alp Ergör, Yücel Demiral, Elif Akalın

J Occup Health 2016; 58: 297-309

Disponible en:

https://www.jstage.jst.go.jp/article/joh/advpub/0/advpub_16-0003-OA/_pdf

 

Diseminación y uso de una guía de ergonomía participativa
09 Feb

Diseminación y uso de una guía de ergonomía participativa

Numerosos organismos públicos y privados elaboran guías de intervención relacionadas con la seguridad y la salud en las empresas, pero pocas veces se evalúa la difusión y, sobre todo, el grado de aplicación práctica de las mismas. Por ello tiene mucho interés conocer aspectos como ¿quién es la audiencia? ¿Qué impedimentos existen para la aplicación? ¿qué usos se le da a una guía? ¿qué impacto tiene?. Conocer estas cuestiones puede ser de mucha utilidad para diseñar las guías de intervención de forma que puedan resultar más efectivas.

Conclusiones

Los resultados del estudio sugieren que la Guía de Ergonomía Participativa, cuando se utiliza es útil para concienciar sobre el proceso de ergonomía participativa y contribuye a la

iniciación de algunas nuevas acciones relacionadas con la ergonomía participativa para reducir la carga de los TME en los lugares de trabajo.

Esta herramienta basada en la evidencia, utilizada por los decidores de la empresa puede ayudar a superar desafíos relacionados con la implementación de programas de seguridad y salud en el trabajo como los de ergonomía participativa. Los profesionales de la prevención (como los ergónomos) pueden beneficiarse de herramientas orientadas a los posibles agentes en la empresa cuando se plantean programas de reducción de accidentes y lesiones. Se necesita más investigación sobre cómo se toman las decisiones de Seguridad y Salud en el Trabajo (SST) y cuáles son los factores determinantes del proceso de toma de decisiones. Queda por superar el desafío omnipresente, relacionado con la falta de tiempo en las empresas.

Los resultados proporcionan conocimientos útiles sobre la difusión y utilización de una guía basada en la evidencia sobre seguridad y salud en el trabajo. El desarrollo e implementación de herramientas relacionadas con la SST pueden ayudar en la aplicación de programas y en última instancia la reducción de la carga de TME.

 

Referencia:

Dissemination and use of a participatory ergonomics guide for workplaces

Autores: Dwayne Van Eerd, Trevor King, Kiera Keown, Tesha Slack, Donald Cole, Emma Irvin, Benjamin C. Amick III & Philip Bigelow

Ergonomics, 2015.

Disponible en:

http://www.tandfonline.com/doi/pdf/10.1080/00140139.2015.1088073

Integrar la ergonomía participativa en el sistema de gestión de la salud y seguridad
02 Ene

Integrar la ergonomía participativa en el sistema de gestión de la salud y seguridad

Los trastornos musculoesqueléticos (TMS) son una causa importante de dolor, discapacidad y costes. La prevención de TMS en el trabajo se describe con frecuencia en términos de implementación de un programa ergonómico, a menudo de ergonomía participativa (EP). La mayoría de las otras actividades de prevención de riesgos en el lugar de trabajo tienen lugar bajo un sistema formal o informal de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo (SGSST). Este estudio evalúa las similitudes y las diferencias entre la SGSST y la EP, ya que tal conocimiento podría ayudar a mejorar las actividades de prevención de los TMS.

 

Los artículos de ergonomía participativa (EP) revisados en esta evaluación describen enfoques para mejorar la ergonomía en el lugar de trabajo, pero en realidad están dirigidos principalmente a prevenir los trastormos musculoesqueléticos (TME). Los autores sostienen que la implementación de la EP dio lugar a un incremento de la conciencia de los factores de riesgo de dolor de espalda en el lugar de trabajo, lo que potencialmente puede afectar la prevención primaria.

De los 21 elementos de que se compone el SGSST de la norma OHSAS 18001, la literatura sobre EP guarda silencio sobre ocho de ellos, aunque proporciona una cantidad considerable de detalles sobre cinco de los elementos: i) identificación de peligros, evaluación de riesgos y determinación de controles; (ii) recursos, funciones, responsabilidad, responsabilidad y autoridad; iii) competencia, formación y sensibilización; iv) participación y consulta; y (v) medición y monitoreo del desempeño. Sin embargo, los autores utilizaron muchos enfoques diferentes para abordar estos elementos.

Los resultados de este estudio sugieren que, con independencia de la fortaleza de la EP, sus procesos y prácticas no coinciden con el proceso del negocio de la empresa. El análisis del contenido de los artículos sobre EP sugiere que la implementación del programa no ha sido informada o escrita de manera que facilite la integración en la gestión de la organización, a causa de una estructura y un lenguaje diferentes. La EP se suele considerar como un programa independiente ideado para resolver un problema específico o conjuntos de problemas específicos.

Vale la pena señalar que incluso cuando la literatura sobre EP tiene en cuenta los elementos del sistema de gestión, el vocabulario que emplea a menudo difiere del utilizado en el marco de los sistemas de gestión. Por ejemplo, uno de los principales elementos de OHSAS 18001 describe cómo las organizaciones deben determinar objetivos cuantificables. De igual forma se deben de precisar los inputs y outputs. Sin embargo, son pocos los autores de la EP que mencionan estos elementos.

 

El proceso y el lenguaje introducido en el sistema OHSAS 18001 sugiere un enfoque más sistemático, lo que permite la mejora continua. Además, los elementos del sistema SGSST pueden integrarse fácilmente en otras prácticas y enfoques del sistema de gestión, tales como el medio ambiente o la calidad. Los programas de EP que se describen parecen carecer de estas capacidades, o podría decirse que los autores no describen cómo las actividades de prevención, utilizando la metodología de la EP, podrían integrarse en la organización de un sistema de gestión más amplio.

Con respecto a la sostenibilidad de los programas, se informa de que los programas de EP suelen disponer de medidas para asegurarla, pero como la literatura de EP parece haber sido escrita por investigadores, estos no suelen prodigarse en detalles respecto a cómo implementar y estructurar los programas dentro de la organización. Se podría argumentar que la publicación de la investigación no exige entrar en el detalle de la implementación, tal y como lo pueden requerir los profesionales. Esto podría dificultar la implementación de la EP con éxito por parte de los profesionales y las organizaciones.

La literatura muestra que el alcance de los programas de PE se limita a un departamento o un nivel similar (no al conjunto de la empresa). Como tal, la EP podría ser considerada similar a otros procesos de mejora como el Six-Sigma (metodología de mejora de procesos, centrada en la reducción de la variabilidad de los mismos, consiguiendo reducir o eliminar los defectos o fallos en la entrega de un producto o servicio al cliente. Sin embargo, el enfoque Seis-Sigma, enfatiza la “medición”, mientras que la EP suele emplear enfoque cualitativos. Además, la metodología Seis-Sigma puede utilizarse ampliamente dentro de una organización para múltiples cuestiones, en contraste con la PE, que tiene una aplicación más reducida, a menudo sólo la prevención de TME. Más generalmente, la literatura de EP rara vez se refiere a métodos o sistemas utilizados en otras áreas de una empresa (por ejemplo, calidad), cambio organizacional, mejora de procesos (por ejemplo, Seis-Sigma o Kaizen) u otros enfoques de ingeniería.

La introducción de ideas bien conocidas de otros campos como los procesos de negocios o de ingeniería podrían servir para potenciar la prevención de los TME. Del mismo modo, la introducción de ideas de la prevención de TME en los procesos de negocio e ingeniería tiene el potencial de mejorar la prevención, especialmente en la identificación y control de los riesgos.

Por ejemplo, se ha demostrado que es factible integrar la EP en el sistema de mejora de la calidad Kaizen.

Los artículos de EP no suelen comentar sobre la sostenibilidad de su enfoque y su capacidad para la mejora continua. Los investigadores o profesionales externos que suelen dirigir estos programas y posteriormente describir su aplicación y resultados, no suelen esperar o volver a la empresa para valorar su sostenibilidad, por lo que esta, por lo general, se desconoce.

El enfoque de los sistemas de gestión, como el OHSAS 18001 en virtud de su propia naturaleza propenden a la mejora continua y a la compatibilidad con los procesos de negocio, por lo que tienden a conducir a actividades de prevención sostenibles

Por lo tanto, para lograr un desarrollo sostenible y un mejor enfoque para la prevención de los TME utilizando la EP, parece ser necesaria la mejora de la integración de estos programas en los sistemas de gestión existentes en las empresas. En este sentido, recientemente ha habido algunos intentos de los investigadores para desarrollar nuevos enfoques de EP como el desarrollo del Stay @ Work de Driessen et al, 2008.

Como conclusión se puede decir que ambos, los programas de EP y los sistemas de gestión SGSST, cuentan con evidencias de éxito a la hora de prevenir los riesgos laborales. No parece que exista un conflicto entre ambos enfoques, lo que sugiere que la prevención de TME con la EP pueden ser integrados en el sistema de gestión existente en la empresa. Es más, este enfoque podría suministrar los elementos ausentes en los programas de EP y hacerlos más efectivos y sostenibles.

Referencia:

How compatible are participatory ergonomics programs with occupational health and safety management systems?

Autores: Yazdani A, Neumann P, Imbeau D, Bigelow P, Pagell M, Theberge N, Hilbrecht M, Wells R

Scand J Work Environ Health 2015;41(2):111-123

Disponible en:

http://www.sjweh.fi/download.php?abstract_id=3467&file_nro=1

Participación para mejorar las condiciones de trabajo: evidencias y experiencias
29 Nov

Participación para mejorar las condiciones de trabajo: evidencias y experiencias

La participación de los agentes de interés es un requisito clave para el éxito de los programas de salud pública. Las condiciones de trabajo y de empleo son determinantes principales de la salud y del bienestar de las personas, y los lugares de trabajo resultan un entorno ideal para llevar a cabo intervenciones con un grado muy directo de participación. Así, el principal marco normativo para la salud y la seguridad en el trabajo en nuestro país, la Ley 31/1995, establece los principios de «eficacia, coordinación y participación» como bases necesarias para la protección de la salud de los trabajadores. Esta Ley crea la figura del delegado de prevención, representante de los trabajadores con funciones específicas en materia de prevención de riesgos en el trabajo, y el comité de seguridad y salud en el trabajo, órgano con representación paritaria en el seno de la empresa y con la misma intención. Experiencias recientes de participación en salud laboral destacan los programas de ergonomía participativa. Estos programas están orientados a la mejora de las condiciones de trabajo que determinan la aparición de trastornos musculoesqueléticos, uno de los daños relacionados con el trabajo con mayor prevalencia e incidencia en la población trabajadora. En este trabajo se describen las características y los resultados de algunas experiencias de ergonomía participativa llevadas a cabo recientemente en España, de las que pueden extraerse enseñanzas sobre los procesos, los facilitadores y los obstáculos para extender este tipo de programas a otros ámbitos de la salud laboral y de la salud pública.

 Referéncia:

 Participación para mejorar las condiciones de trabajo: evidencias y experiencias

Autores: Ana M. García, Pere Boix, Fernando G. Benavides, Rafael Gadea, Fernando Rodrigo, Consol Serra

Gac Sanit. 2016 Nov;30 Suppl 1:87-92

http://www.gacetasanitaria.org/es/participacion-mejorar-las-condiciones-trabajo/articulo/S0213911116300346/

Cibersal
CiberSal quiere ser un proyecto colectivo, con una vocación explícita de funcionamiento basado en la participación activa de los integrantes de la comunidad, por lo que se apoya en un entorno virtual con todas las herramientas necesarias para favorecer la interacción y la cooperación.
Enviar