Transferencia del conocimiento en salud laboral
07 Feb

Transferencia del conocimiento en salud laboral

La transferencia de conocimiento es un proceso de intercambio entre, habitualmente, investigadores e interesados/usuarios de conocimiento diseñado para poner a disposición de las partes interesadas/decisores información relevante sobre la investigación para su uso en la práctica. Y hacerlo de manera oportuna, accesible y útil. Los decisores pueden ser trabajadores, empresarios, profesionales de SST, profesionales de recursos humanos y otros.  Por ser este asunto tan relevante para la práctica de la salud laboral, incluimos el resumen ejecutivo de este informe del IOSH británico.

 

RESUMEN EJECUTIVO

 

Antecedentes del proyecto

El proyecto OSH Landscape forma parte del programa de investigación “Salud y seguridad en un mundo cambiante” del Institution of Occupational Safety and Health (IOSH). El programa fue desarrollado para ayudar en la comprensión de la salud y la seguridad en el trabajo en entornos complejos.

El objetivo del proyecto OSH Landscape fue doble: primero, revisar y caracterizar el estado de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SST) en el Reino Unido y en segundo lugar identificar cómo el conocimiento de la SST se utiliza actualmente en el lugar de trabajo, tanto por los profesionales como por los trabajadores no profesionales encargados de la SST en diferentes modelos organizativos.

Para lograrlo, el proyecto se plantea las siguientes preguntas:

  1. a) ¿Quién proporciona información acerca de las intervenciones en materia de SST y está presente en el dominio publico?
  2. b) ¿Cómo se controla la calidad de la información por parte del proveedor, en términos de relevancia y accesibilidad?
  3. c) ¿El proveedor evalúa quién accede a la información y cómo es usada?
  4. d) ¿Qué pruebas existen sobre la transferencia exitosa de conocimientos de la investigación a los proveedores de información, los profesionales de la SST y no profesionales involucrados en la implementación de la SST?
  5. e) ¿Qué lecciones se pueden aprender de otros campos y disciplinas sobre transferencia de conocimientos entre investigación y práctica y evidencia accesible para un público no especializado?

El enfoque adoptado por el equipo de investigación utilizó una variedad de metodologías. En la primera etapa del proyecto se incluyó una revisión de los métodos de transferencia de conocimientos aplicables a la SST, la identificación y el cotejo

de las fuentes que proporcionan información en el Reino Unido y una encuesta dirigida a los encargados de la SST para identificar las fuentes que utilizaron. En una segunda etapa se desarrolló una metodología para evaluar la transferencia de conocimiento

y el flujo de conocimientos en las intervenciones en materia de SST, que fue utilizado en 12 estudios de casos para evaluar el impacto de diferentes intervenciones en SST.

¿Quién proporciona el conocimiento sobre SST en el Reino Unido?

Este conocimiento es formado por medio de una variedad de fuentes  que difieren en sus motivaciones para realizar investigaciones sobre seguridad y/o salud. Se identificaron un total de 303 fuentes on line, de los conocimientos en materia de SST en el Reino Unido, incluyendo fuentes gubernamentales, sociedades profesionales, sindicatos, organizaciones patronales, organizaciones sin ánimo de lucro y otros grupos no directamente relacionados con la SST. El conocimiento proporcionado por estas organizaciones incluía asesoramiento, legislación, publicaciones impresas y electrónicas, informes de investigación, revisiones sistemáticas, materiales de formación y presentaciones.

La fuentes cubrían una gran variedad de temas, incluyendo peligros y los resultados en salud. Sin embargo, se identificaron vacíos en relación con resultados en salud y esto fue percibido como un conocimiento relativo a “saber qué” en salud  y “saber cómo” en seguridad.

Se preguntó a dieciséis proveedores de información cómo evaluaban la información y fuentes de conocimiento que proporcionaban. No todos los proveedores tienen procedimientos para evaluar la información y el conocimiento antes de hacerlo público. Aunque los proveedores registraban las veces que un sitio web era accedido y el tiempo pasado en la página, no se recopilaron datos sobre quién era el usuario final, por razones de anonimato.

Los participantes apreciaron que hay poco control sobre cómo se utiliza el conocimiento una vez que alcanza es de dominio público. Sin embargo, hay maneras de seguimiento, incluyendo comentarios después de la formación o de intervenciones en SST.

¿Quién está usando qué fuentes de conocimiento sobre SST?

Para identificar quién está usando qué fuentes particulares de conocimiento de la SST en el Reino Unido, se distribuyó una encuesta entre los participantes que tenían una responsabilidad de SST. En total respondieron 386 personas, de las que 302 eran personal de la empresa y 84 consultores externos de SST.

Las fuentes más frecuentes utilizadas por los participantes fueron fuentes gubernamentales (HSE, NHS), esto se debía a que eran de confianza, de fácil acceso y acceso gratuito. En relación con el acceso a sitios web, las que se utilizaron con más frecuencia fueron la del HSE y del IOSH. El tipo de material de acceso más frecuente fueron guías y legislación. Cuando se preguntó acerca de la actualización de conocimientos, se nombraba el uso de asesoramiento, legislación y búsquedas en internet.

Transferencia del conocimiento y la SST

 Después de la identificación de quién proporciona información sobre SST y las fuentes utilizadas por los profesionales de la SST, el equipo de investigación examinó la transferencia de conocimientos y su relación con la SST. Utilizando la Teoría de la Difusión de las Innovaciones como marco, se identificó que la adopción de nuevos conocimientos se produce en cinco pasos que incluyen conocimiento, persuasión, decisión, implementación y confirmación. Sin embargo, hay cinco entidades que pueden influir en la adopción de conocimientos: ventaja relativa, compatibilidad, dificultad,probabilidad y observabilidad.

Al examinar la transferencia de conocimientos en materia de SST, se han identificado una serie de dificultades. Una que los investigadores y los profesionales difieren en la forma de considerar el conocimiento, con los investigadores centrándose en una cuestión, mientras que los profesionales a menudo se ocupan de múltiples cuestiones, incluyendo el problema actual e inmediato. Sin embargo, la participación del usuario final es clave en el proceso de desarrollo del conocimiento, proporcionando el contexto al conocimiento a transferir. Además, más recursos aplicados al proceso de difusión y vinculación con los usuarios finales, tienen un impacto positivo en la transferencia de conocimiento. Por lo que esto sugiere que la participación de los usuarios en la producción de conocimiento es una parte vital de la transferencia de conocimiento.

¿Cómo se utiliza y transfiere el conocimiento de la SST en la industria?

 Para saber cómo se utiliza y se transfiere el conocimiento en la industria, se llevaron a cabo 12 estudios de caso en empresas que desarrollaron una intervención en materia de SST en los 12 meses anteriores (n = 8) o estaban preparándose para llevar a cabo una intervención en materia de SST (n = 4). Se desarrolló una metodología de evaluación de transferencia del conocimiento utilizando la teoría de difusión de innovaciones como marco de referencia. Se utilizaron entrevistas estructuradas con agentes interesados y cuestionarios con trabajadores, se recopilaron los datos para evaluar el flujo de conocimiento, los métodos utilizados para la transferencia  y el impacto de esta.

Los resultados identificaron que las habilidades clave requeridas por el proveedor del conocimiento (en su mayoría profesionales de la SST) incluía la posibilidad de identificar una fuente autorizada de conocimientos sobre determinados riesgos o peligros, entendiendo la importancia de la elección del medio para la transferencia del conocimiento (cara a cara o virtual); la capacidad de los profesionales de la SST de traducir el conocimiento al nivel local (lenguaje, alfabetización, habilidad técnica); utilizar los marcos de información existentes y la capacidad de evaluar las intervenciones realizadas.

Conclusiones

El proyecto OSH Landscape ha identificado la existencia de procesos clave involucrados en la transferencia de información y conocimiento de la SST desde su nacimiento hasta el usuario final. Estos incluyen tener habilidades para identificar el conocimiento o buscarlo cuando sea necesario, entendiendo qué técnicas (virtuales o cara a cara) pueden ser más relevantes para cada grupo de personas, con la capacidad de traducir conocimientos para usuarios finales particulares y asegurar que los grupos estén al mismo nivel de preparación para adquirir nuevos conocimientos. Finalmente ser capaz de evaluar el impacto de las intervenciones en SST es también una habilidad requerida, ya sea a través de guías, la evaluación de riesgos, la observación o el uso de otras fuentes de datos.

 

Referencia:

OSH knowledge and its management

Autores: Crawford J, Davis A, Cowie H, Ritchie P, Rashid S, Dixon K, Walker G.

The Institute of Occupational Medicine, 2016.

Disponible en:

https://www.iosh.co.uk/Books-and-resources/Health-and-safety-in-a-changing-world/OSH-knowledge-and-its-management.aspx

La investigación en “Visión Cero Accidentes”
19 Ene

La investigación en “Visión Cero Accidentes”

El autor del artículo de referencia, uno de los más prominentes abogados de la estrategia “Visión Cero Accidentes”, realiza un llamamiento para que se investigue, con el fin de mejorar el conocimiento y el apoyo a este tipo de estrategias que ya han sido adoptandas por muchas empresas. El asunto al que se refieren estas estrategias, en este texto, es la prevención de los accidentes graves y mortales.

El texto se divide en dos partes. En la primera se discuten los dilemas y limitaciones que afectan al progreso de la seguridad laboral en la actualidad: contextos complejos, papel de los indicadores de desempeño, leyes y normas de seguridad, cultura de seguridad y conducta humana. Factores que contribuyen, sin duda, a la seguridad, pero que presentan limitaciones para la mejora de las estrategias de control de riesgos. En la segunda parte se trata sobre las oportunidades que presenta la estrategia “visión cero”.

 

  1. La mejora de la seguridad presenta cada vez más dificultades ya que tiene que lidiar con sistemas y organizaciones muy complejos y en constante evolución. Para una primera aproximación a esta complejidad, el autor se apoya en la distinción de Snowden relativa a los diferentes contextos de decisión en los que se tiene que desenvolver la gestión del riesgo:
  • Conocido (conocimiento científico): las causas y consecuencias son conocidas y pueden ser anticipadas. El proceso de intervención consiste en identificar el riesgo, entender el contexto y aplicar soluciones conocidas
  • Conocible (enfoque científico): las causas y consecuencias son conocidas si existen datos disponibles. Los datos deben de obtenerse para poder decidir qué procedimiento aplicar.
  • Complejo (sistemas sociales): las causas y consecuencias pueden ser conocidas después de la ocurrencia del evento. Las decisiones se toman tras el análisis de la situación, explorando alternativas, formalizando los problemas y estableciendo estrategias flexibles.
  • Caótico: las causas y consecuencias no pueden ser identificadas. Los decidores deben de probar actuaciones y observar los resultados hasta ser capaces de hacerse con la situación.

La conclusión es que las actuales prácticas de gestión del riesgo sirven para las dos primeras situaciones, pero no para contextos complejos o caóticos. Ante esto se han planteado dos tipos de estrategias. La primera consiste en la búsqueda de procesos productivos que sean inherentemente seguros, como una parte integral del proceso de gestión de la seguridad. La segunda está representada por dos enfoques, el conocido como teoría de la alta fiabilidad (high reliability theory)  y el de la ingeniería resiliente (resilience engineering).

¿Qué pasa con los indicadores de desempeño?

En prevención de riesgos se utilizan indicadores de resultado (lagging indicators) e indicadores de proceso (leading indicators). Los primeros sirven para mostrar cuándo un resultado de seguridad ha fallado (monitoreo reactivo) o cuándo ha sido conseguido. Los segundos son una forma de monitoreo activo utilizados como imputs, que son necesarios para la obtención del resultado deseado. Aunque los indicadores de resultado no permiten una evaluación del nivel y del desempeño de seguridad de una organización, son los que más se utilizan. Por otra parte, cuando se establecen objetivos numéricos, se corre el peligro de concentrar todos los esfuerzos en alcanzarlos y se descuidan otras medidas para mejorar la salud y seguridad de los trabajadores.

¿Y con las leyes y normas?

Las normas permiten a los gestores centrarse en entidades medibles y definir la actividad como un conjunto de procedimientos y medidas que pueden ser auditadas. El discurso sobre las leyes se asocia con la responsabilidad de los expertos y los decidores. El experto selecciona el método de evaluación y establece los límites entre lo aceptable y lo que no lo es. El papel del decidor es aplicar las reglas a la situación concreta. Este enfoque funciona para las situaciones conocidas o conocibles, peo no para las complejas y caóticas.

Cultura de seguridad

Otro síntoma de que los enfoques actuales de gestión de la seguridad son limitados es el énfasis actual en la cultura de seguridad y el comportamiento (la tercera era de la seguridad).

La cultura de seguridad se genera de manera continua e inconsciente en el proceso de socialización y a menudo es vista como un proceso de construcción social. Aunque, más recientemente, se presta más atención al clima de seguridad como manifestación observable de la cultura subyacente. Y en la medida en que el clima puede influir en la seguridad, su estudio (generalmente mediante auditorias o entrevistas) permite identificar deficiencias que posibilitan tomar medidas preactivas para evitar efectos indeseados.

Esta cultura de seguridad debería corresponderse con el tipo de riesgos existentes, de lo contrario se corre el riesgo de errar en las medidas preventivas. No es lo mismo hacer frente a pequeños accidentes diarios que al riesgo de accidentes mayores. Por otra parte, la cultura de seguridad está fuertemente influida por valores, percepciones y actitudes que no siempre pueden ser anticipados y comprendidos. También diferentes grupos tienen diferentes culturas dependiendo de su propia historia, tradición, etc. Todo ello hace que los sistemas tradicionales de gestión del riesgo presenten numerosas limitaciones.

La conducta humana

La automatización de los procesos ha reducido la frecuencia de la intervención humana y esto se ha visto como una ayuda, desde la perspectiva de tomar al trabajador como fuente de error y no como creador de seguridad. Sin embargo la conducta humana, individual y colectiva, puede influir tanto positiva como negativamente en la seguridad. Además las personas pueden adoptar diferentes roles en la organización, directivos que promueven o no la seguridad, mandos intermedios que crean seguridad con los trabajadores o son meras correas de transmisión de los directivos y trabajadores que se implican o no en la seguridad.

La gestión de la seguridad, en especial en situaciones complejas y dinámicas necesita de la implicación de todos los agentes en el proceso colectivo de crear cultura de seguridad (o de inseguridad). En este contexto la estrategia de Visión Cero Accidentes puede ser un instrumento esencial para crear el sentimiento compartido de que todos los accidentes se pueden prevenir y que esto es un reto imposible de conseguir sin la participación de todos los agentes.

 

  1. Desarrollo de la “Visión Cero” en la política y la práctica

Diferentes esfuerzos prácticos de una variedad de empresas, principalmente, multinacionales han conducido al enfoque de “vision cero”, llegando incluso a crearse formas organizativas (forums) para la promoción de este enfoque como ocurre en Finlandia y más recientemente en Holanda.

La estrategia “Visión Cero Accidentes” la adoptan empresas que piensan que tener accidentes no forma parte de su identidad. Se basa en la idea de que todos los accidentes son prevenibles, sin nó de forma inmediata, sí en el largo plazo. El objetivo es promover en la gente la idea de que todos los accidentes son prevenibles. Se estima que si los países miembros de la OIT hicieran uso de las mejores estrategias preventivas disponibles, se evitarían anualmente 300.000 muertes y 200 millones de accidentes.

Muchos profesionales y gestores opinan que esta estrategia no es realista porque interpretan la “visión cero” como un objetivo numérico en lugar de un proceso. El enfoque dominante de las estrategias de seguridad es verlas como estrategias de control de riesgos, un enfoque que comienza con la identificación de los peligros y los riesgos, seguida de la planificación y aplicación de medidas de control para los riesgos inaceptables. Con este enfoque los profesionales han de convencer a los gestores de la necesidad de la adopción de las medidas preventivas, por lo que la implicación gerencial se ha visto como el factor crucial para las estrategias de control del riesgo. Y en la medida en que estas estrategias se ven como una asunto de “problem solving”, una vez resuelto el problema, la implicación de la gerencia a menudo se difumina.

La “visión cero” supone una cultura de seguridad en la que los riesgos no son solo controlados, sino donde los riesgos imprevistos son anticipados, reconocidos y tratados y donde hay un continuo deseo de mejora de la seguridad. Comienza con la ambición de crear lugares de trabajo libres de accidente mediante la implicación de todas las personas que forman parte de la organización. Y supone que no es suficiente con hacer mejor las mismas cosas, sino que es necesario innovar de forma continua. Forma parte de las estrategias de “compromiso con la seguridad” en las que, al contrario que las estrategias de control, donde el compromiso de la dirección es un prerrequisito, este es el punto de arranque de la estrategia.

Forma parte, también, de la familia “visiones cero” de otros campos como “cero accidentes de tráfico”, “cero residuos” o el conocido “cero defectos” de las estrategias de calidad industrial.

Por otro lado, la familia “visión cero” encaja bien en las estrategias de Responsabilidad Social Corporativa: responsabilidad por los efectos externos e internos de la actividad. La estrategia “Visión Cero Accidentes” es un paso lógico en las empresas que han adoptado otras “vision cero”, en la medida en que los objetivos que persiguen están interrelacionados: los accidentes influyen y son síntomas de problemas en la producción y en la calidad, por ejemplo.

De todas formas, se puede decir que no existe demasiado conocimiento relativo a las condiciones de éxito de las estrategias a largo plazo de mejora de la seguridad. Persiste una falta de evidencia científica sobre la manera en que se pueden conseguir los objetivos de seguridad y lo mismo ocurre con la estrategia “visión cero”, por lo que se hace necesario conectar la investigación con las experiencias prácticas que se vienen desarrollando al respecto.

En este sentido, se hace un llamamiento a los investigadores para prestar atención a los temas relacionados con “visión cero”, tanto directamente como de forma indirecta sobre temas que son vitales para el futuro desarrollo de las estrategias “visión cero”:

– Identificar los factores de éxito y fracaso en la aplicación de las estrategias “visión cero”

– Evaluar las experiencias prácticas sobre mejoras en la seguridad, en empresas o redes de empresas que se han comprometido (no sólo formalmente) con “visión cero”

– Investigar el impacto de la ética empresarial en el liderazgo de seguridad y el compromiso con la estrategia “visión cero”

– Desarrollar y analizar ejemplos de casos de “visión cero”

– Clarificar el significado de “visión cero”, para hacer frente a variabilidad de la producción y el desarrollo de la resiliencia frente a los eventos y desarrollos no planificados

– Clarificar cómo la estrategia “visión cero” puede contribuir al liderazgo de seguridad y la Responsabilidad Social Corporativa

– Clarificar los factores culturales y contextuales que influyen en la eficacia de la “visión cero”

– Identificar las oportunidades de sinergia entre la familia de cero visiones, y sus posibles impactos en la seguridad

– Analizar cómo el aprendizaje generativo de los incidentes, accidentes y otras experiencias se pueden desarrollar

– Desarrollar aún más nuestra comprensión de las estrategias de compromiso para la mejora de la seguridad (hacer conexiones con las estrategias de compromiso de gestión de recursos humanos)

– Hacer frente a las interacciones y posibles beneficios mutuos entre la seguridad y las innovaciones sociales y técnicas

-Reducir la vulnerabilidad de los procesos de producción al error humano

– Estudiar la compatibilidad de control de riesgo y las estrategias de compromiso con la seguridad.

Se acaba argumentando que no sólo en la práctica industrial, sino también en la ciencia de la seguridad, ha llegado el momento de considerar seriamente las estrategias de compromiso con la seguridad, especialmente las asociadas con “visión cero”.

 

Referencia

The case for research into the zero accident vision

Autores: Gerard I.J.M. Zwetsloot, Markku Aaltonen, Jean-Luc Wyboc, Jorma Saari, Pete Kines, Rik Op De Beeck.

Safety Science 58 (2013) 41–48

Disponible en:

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0925753513000428

Google lanza un índice de publicaciones académicas más relevantes, también del ámbito de la salud
22 Jul

Google lanza un índice de publicaciones académicas más relevantes, también del ámbito de la salud

El pasado 14 de julio, Google publicó un nuevo índice con las publicaciones académicas más relevantes existentes en Google Scholar a fecha de junio de 2016. En la práctica, este índice 2016 incluye las publicaciones lanzadas entre los años 2011 y 2015, lo cual supone un volumen de información importante y que incluye, como no podía ser de otra forma, un gran número de publicaciones relacionadas con la salud, aspectos sociales y medioambientales, entre otros ámbitos.

Estos, y otros asuntos particulares pueden encontrarse en múltiples idiomas mediante el menú de búsqueda de la parte superior de la página de Scholar Metrics, que es el nombre que recibe este potente recurso y que está ya disponible en este enlace.

Más información sobre la herramienta, en http://googlescholar.blogspot.com.es/2016/07/2016-scholar-metrics-released_14.html?m=1

Influencia del tiempo de descanso en la cantidad y calidad del sueño en trabajadores a turnos (“Fly-In-Fly-Out”)
09 Jun

Influencia del tiempo de descanso en la cantidad y calidad del sueño en trabajadores a turnos (“Fly-In-Fly-Out”)

Aunque los turnos y el tiempo de descanso se sabe que afectan el sueño de los trabajadores, esto no se ha demostrado en sistemas Fly-in, Fly-out (FIFO) que, en comparación con el sistema estándar de turnos, pueden ser favorables para el sueño.

Se investigó la cantidad y calidad del sueño de trabajadores a turnos trabajando con un sistema FIFO con turnos y descansos, a lo largo de 24 h. El sueño de 24 varones se midió usando actigrafía y diarios de sueño. Los descansos de la mañana se asociaron con menos sueño y peor calidad del sueño, comparados con los descansos que empezaban entre las 00:00 h y 3:00 h.

La eficacia del sueño se mantuvo constante independientemente del momento.

Los resultados indican que incluso en operaciones FIFO en que las condiciones del sueño son casi óptimas y la duración de las pausas se mantienen constanten, es evidente la influencia de los ritmos circadianos endógenos en la duración del sueño y en los efectos (positivos o negativos) sobre la salud.

Disponible en: Ind Health, 2014, v. 52 n. 6, pp. 521-530. http://www.jniosh.go.jp/en/indu_hel/doc/IH_52_6_521.pdf

La acción inspectora en seguridad y salud: ¿salva vidas o destruye empleos?
06 Jun

La acción inspectora en seguridad y salud: ¿salva vidas o destruye empleos?

Investigación realizada por un equipo de economistas de la universidad de California y de la universidad de Harvard.

Según los autores, en los Estados Unidos, las lesiones por accidente de trabajo o enfermedad profesional se redujeron significativamente más en los cuatro años siguientes a una inspección respecto a las empresas que no habían sido inspeccionadas; además, ellos significó, para las empresas inspeccionadas, una reducción notable en los costes del seguro de accidentes.

Lo notable de este trabajo es que fue publicado en mayo de 2012 en la revista Science, lo que le confiere unas garantías de calidad científica del máximo nivel.

El artículo completo sólo es accesible previo pago, pero pueden leer el resumen en: http://www.sciencemag.org/content/336/6083/907

Nanopartículas y salud laboral: ocho años de investigación de NIOSH
06 Jun

Nanopartículas y salud laboral: ocho años de investigación de NIOSH

En el año 2004, NIOSH creó el Nanotechnology Research Center (NTRC) con el objetivo de desarrollar un programa de investigación para desarrollar soluciones científicas a los aspectos mal conocidos de las nanotecnologías en relación con su posible impacto en la salud laboral.

En el año 2012 se ha realizado una evaluación de los resultados obtenidos, entre los cuales pueden citarse más de 400 artículos en publicaciones científicas con revisión por pares y más de 40 investigaciones de campo, entre muchos otros.

El conjunto se ha recogido en un libro de considerable volumen uno de cuyos aspectos más interesantes es el incluir centenares de referencias bibliográficas relacionadas con la salud laboral.

El libro (435 páginas, 2012) que puede descargarse de: http://www.cdc.gov/niosh/docs/2013-101/pdfs/2013-101.pdf

03 Jun

Trabajo a turnos: malo para la salud

El trabajo a turnos, cada vez más frecuente como una de las respuestas a la globalización de la economía, es a menudo un problema serio para quienes tienen que someterse a él, especialmente cuando en la rotación se incluye la noche.

Un descubrimiento por parte del centro médico holandés Erasmus, es la asociación entre trabajo a turnos en jóvenes, niveles de cortisol elevados a largo plazo (lo que podría estar relacionado con los problemas cardiovasculares observados en los trabajadores a turnos) y un índice de masa corporal elevado.

La publicación completa sólo es accesible para los suscriptores, pero el resumen es de acceso libre y puede consultarse en:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21880805

Adaptación cultural y validación de cuestionarios de salud: revisión y recomendaciones metodológicas
02 Jun

Adaptación cultural y validación de cuestionarios de salud: revisión y recomendaciones metodológicas

Resumen del artículo de Ramada-Rodilla JM. et al., publicado en la revista Salud Pública de México.

La traducción simple de un cuestionario puede dar lugar a interpretaciones erróneas debido a diferencias culturales y de lenguaje. Cuando se utilicen cuestionarios desarrollados en otros países e idiomas en estudios científicos, además de traducirlos, es necesaria su adaptación cultural y validación.

El objetivo de este trabajo es revisar la literatura sobre la traducción, adaptación cultural y validación (TACV) de cuestionarios de salud, y sintetizar y proponer recomendaciones basadas en la literatura científica que faciliten este proceso.

La TACV debe seguir un proceso sistematizado, por lo que se recomiendan dos etapas:

  1. adaptación cultural: traducción directa, síntesis, traducción inversa, consolidación por comité de expertos y pre-test;
  2. validación (con hasta siete pasos): evaluación de la consistencia interna, fiabilidad intra e interobservador, validez lógica, de contenido, criterio y constructo.

La falta de equivalencia de los cuestionarios limita las posibilidades de comparación entre poblaciones con idiomas o culturas diferentes y el intercambio de información en la comunidad científica.

Referencia: Ramada-Rodilla JM, Serra-Pujadas C, Delclos-Clanchet GL. Adaptación cultural y validación de cuestionarios de salud: revisión y recomendaciones metodológicas. Salud Publica Mex. 2013;55:57-66. http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=10625594004

Sensibilidad del cuestionario WRFQ (Work Role Functioning Questionnaire) en una población general de trabajadores
02 Jun

Sensibilidad del cuestionario WRFQ (Work Role Functioning Questionnaire) en una población general de trabajadores

Resumen del estudio de Ramada JM et al., publicado en la revista Journal of Occupational and Environmental Medicine. 

Resumen

Se trataba de validar la versión española del Cuestionario para evaluar la Función y la capacidad para el Trabajo de los trabajadores y trabajadoras (WRFQ-SPV) para que pueda ser utilizado en los estudios evaluativos.

Métodos

Se realizó un estudio longitudinal. Se probaron cinco hipótesis y se examinó la validez de las puntuaciones de cambio. Las normas basadas en el consenso para la selección de los instrumentos de medición del estado de salud (COSMIN) guiaron el diseño del estudio.

Resultados

102 participantes (edad media, 47,3 años; DE = 10,3 años) completaron el WRFQ-SPV dos veces, dentro de un intervalo medio de 3,7 meses (DE = 1,8). Cuatro hipótesis fueron confirmadas y una fue rechazada. Se verificó que la WRFQ-SPV fue capaz de detectar cambios en el tiempo.

Conclusiones

Se proporcionó evidencia sobre el posible uso de la WRFQ-SPV con fines evaluativos.

Se necesita más investigación para examinar la capacidad de respuesta del instrumento para los grupos cuya salud es estable o se deteriora.

Referencia: Ramada JM, Delclos GL, Amick BC 3rd, Abma FI, Pidemunt G, Castaño JR, Bültmann U, Serra C.. Responsiveness of the Work Role Functioning Questionnaire (Spanish version) in a general working population. J Occup Environ Med. 2014 Jan 21. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24451615?dopt=Abstract

El clima laboral en la empresa familiar: un estudio empírico
02 Jun

El clima laboral en la empresa familiar: un estudio empírico

Resumen del trabajo de Olaz, A. y Ortiz, P., publicado en la revista Lan Harremanak.

El objetivo de este trabajo es analizar el concepto de clima laboral en el ámbito de la empresa familiar, a través de un estudio realizado en 282 empresas familiares sobre un total de 500 pequeñas y medianas empresas de toda España.

El modelo teórico de análisis se ha basado en la escala F-PEC de Astracan, Klien y Smyrnios desarrollado con el fin de medir la influencia de la familia en los comportamientos organizativos.

Los resultados revelan la importancia de los aspectos estratégicos en la percepción y construcción del clima más que otros aparentemente importantes como el conflicto o la separación entre los aspectos personales de los profesionales. Bibliografía: 52 referencias.

Referencia: Olaz, A., Ortiz, P.. El clima laboral en la empresa familiar: un estudio empírico. Lan Harremanak, 2014, n. 30, pp. 94-119. http://www.ehu.eus/ojs/index.php/Lan_Harremanak/article/view/14179/12567

Cibersal
CiberSal quiere ser un proyecto colectivo, con una vocación explícita de funcionamiento basado en la participación activa de los integrantes de la comunidad, por lo que se apoya en un entorno virtual con todas las herramientas necesarias para favorecer la interacción y la cooperación.
Enviar