¿Va la promoción de la salud laboral por el buen camino?
01 Feb

¿Va la promoción de la salud laboral por el buen camino?

La pregunta, que intentan responder los investigadores noruegos, tiene la limitación de estar planteada par el ámbito de los países nórdicos, aunque nos parece que sus conclusiones bien pueden aplicarse a otros países.

Los autores parten de la idea de promoción de la salud, como aquel proceso que permite a las personas incrementar el control sobre los determinantes de la salud y por tanto mejorar su salud (proclamada en la Carta de Ottawa de 1986). Un enfoque holístico de la salud que observa la salud como un recurso para la vida diaria, un concepto positivo que pone el acento en los recursos físicos, psicológicos y sociales de las personas.

En este proceso el trabajo es un determinante esencial aunque solo fuera porque ocupa una parte muy importante de la vida de las personas. En la misma línea la Declaración de Luxemburgo sobre Promoción de la Salud en el Trabajo (PST) plantea que esta tiene que ver con dos estrategias de la salud laboral, 1) los programas de bienestar que se orientan a los estilos de vida individuales y 2) la seguridad y salud laboral orientada a los factores de riesgo.

Una corriente de investigadores y profesionales aboga por un enfoque holístico de la PST que incluya las dos estrategias.

El enfoque del entorno

Aun así, existen tres diferentes enfoques en promoción de la salud: a) el temático (ej: reducción del hábito de fumar, la prevención de accidentes); b) el poblacional (ej: la salud de los mayores); c) el del entorno (ej: promoción de la salud en la escuela). La Carta de Ottawa aboga por este último. Desde esta perspectiva se afirma que la PST es de especial importancia por la gran influencia que el trabajo tiene en la salud de las personas. Lo que implica, para muchos, que influir sobre los determinantes de la salud requiere modificar aspectos del entorno y no solamente modificar las conductas de las personas. Cuando en un entorno de trabajo, aprovechando esta circunstancia, se aplican programas de promoción de la salud para modificar conductas individuales, no se está aplicando un enfoque de entorno.

Se ha escrito mucho sobre lo que debería ser la PST, pero su esencia queda reflejada en el tipo de actividades o intervenciones que desarrolla y el los propósitos de las mismas.

Métodos

Se realiza un análisis cualitativo de contenido de la literatura sobre PST en los países nórdicos de 1986 a 2008.

Resultados

Definición de la salud. Los estudios analizados no definen de manera explícita la salud, pero el análisis permite obtener seis categorías de medidas de salud: conductas de salud, enfermedades y lesiones, absentismo, capacidad de trabajo, salud general y salud positiva. Otros estudios incluyen, además, medidas del entorno de trabajo, productividad y satisfacción con la intervención.

Medida de salud Ejemplos
Conducta de salud Dieta saludable, actividad física, hábito tabáquico, etc. Y otras de efecto como: presión arterial, masa corporal, etc.
Enfermedades y lesiones Bajas por enfermedad o lesión: problemas mentales, alergias, accidentes…
Absentismo Baja indeterminada, baja por enfermedad. Presentismo
Capacidad de trabajo Finís Work Ability Index
Salud general Cuestionario SF-36 y otros
Salud positiva Medidas de autoestima, afrontamiento, satisfacción en el trabajo, compromiso.

Estas seis categorías representan tres enfoques diferentes de la salud:

  • el tradicional enfoque biomédico y patogénico de descripción de la salud
  • el salutogénico que enfatiza la salud como algo positivo y no solo la ausencia de la enfermedad
  • otro enfoque, ni patogénico ni salutogénico (capacidad de trabajo y salud en general)

Enfoque de entorno. Los estudios se pueden clasificar en a) enfoque no-entorno; b) enfoque de entorno participativo; c) enfoque de entorno no participativo. El enfoque de entorno reconoce que el problema y la solución pertenecen al entorno y que la intervención va dirigida a modificar el entorno (aunque esto no significa, necesariamente, un enfoque holístico).

Dos tercios de los estudios de intervención pertenecían a la categoría a (enfoque no-entorno), básicamente dirigidos a propiciar cambios de conducta. Una cuarta de los estudios se pueden categorizar como b (enfoque de entorno participativo), basados en grupos de aprendizaje basados en problemas o círculos de salud y un sexto de los estudios se pueden caracterizar como c (enfoque de entorno no participativo), basados en cambios en las condiciones de trabajo.

Llama la atención que la PST de los países nórdicos no difiera mucho de la tradicional prevención de la enfermedad y que se utilicen de forma tan escasa las medidas de salud positiva. También, que la mayoría de los estudios no utilicen un enfoque de entorno y se limiten a procurar un cambio de la conducta individual.

En contraste con esto, los autores proclaman que es necesario incluir enfoques con otras medidas de resultado que no sean solo enfermedad o estilo de vida y que los enfoque deben de ser más holísticos.

Conclusión

Parece que la PST en los países nórdicos no va por el buen camino en la medida en que está orientada a la tradicional prevención de la enfermedad y no a los principios de la Carta de Ottawa y a la Declaración de Luxemburgo.

 

Referencia:

Is workplace health promotion research in the Nordic countries really on the right track?

Autores: Steffen Torp, Hege Forbech Vinje.

Scandinavian Journal of Public Health, 2014; 42(Suppl 15): 74–81

Disponible en:

http://journals.sagepub.com/doi/pdf/10.1177/1403494814545106

Cibersal
CiberSal quiere ser un proyecto colectivo, con una vocación explícita de funcionamiento basado en la participación activa de los integrantes de la comunidad, por lo que se apoya en un entorno virtual con todas las herramientas necesarias para favorecer la interacción y la cooperación.
Enviar