Ejercicios físicos en el trabajo y prevención de los TME: revisión de la literatura
14 May

Ejercicios físicos en el trabajo y prevención de los TME: revisión de la literatura

Los problemas musculoesqueléticos (TME) están en el origen de muchas reclamaciones y las empresas se sienten a veces indefensas frente a este problema. La tentación es muy fuerte hoy para gestionar los esfuerzos de prevención hacia un enfoque individual.

Las empresas son frecuentemente interpeladas por otras partes interesadas exteriores que les ofrecen introducir programas de precalentamiento, ejercicios de estiramiento, construcción muscular, etc. para prevenir la aparición de TMS.

Estas prácticas plantean muchas preguntas. Después de un repaso de las diferentes técnicas propuestas, una revisión de la literatura analiza su relevancia y su lugar en la prevención de TME. Finalmente, se presentan, referencias sobre las condiciones de su implementación.

 

Referencia:

Pratique d’exercices physiques au travail et prévention des TMS : revue de la littérature

Autores: Claudon L, Aublet-Cuvelier A, Gautier MA, Kerlo-Brusset M.

Références en Santé au Travail. 2018;153: 25-40.

Disponible en:

http://www.rst-sante-travail.fr/rst/pages-article/ArticleRST.html?ref=RST.TC%20161

 

Recursos para la prevención de riesgos musculoesqueléticos en la construcción
22 Mar

Recursos para la prevención de riesgos musculoesqueléticos en la construcción

Este blog discute la mejor manera de promover la salud musculoesquelética y reducir la presencia de trastornos musculoesqueléticos (MSD) entre los trabajadores de la construcción.

Los trabajadores de la construcción-personas que construyen, mantienen y renuevan las carreteras, alcantarillas, puentes, casas y lugares de trabajo, corren un riesgo particularmente alto de desarrollar TME, porque están frecuentemente expuestos a riesgos tales como levantamiento manual y manipulación de materiales, movimientos repetitivos, vibraciones y condiciones de trabajo incongruentes .

Un estudio reciente de NIOSH ha demostrado que, entre los 22 principales grupos ocupacionales, las estimaciones de prevalencia más altas tanto de esfuerzo frecuente como de malas posturas frecuentes ocurrieron dentro de la industria de la construcción. Según el Centro de Investigación y Capacitación en la Construcción (CPWR), los trabajadores de la construcción pierden un 39% más de tiempo de trabajo que los trabajadores de todas las industrias privadas. NIOSH ha llevado a cabo una investigación sustancial para ayudar a prevenir los MSD en la construcción. A continuación, se incluyen algunos ejemplos de esa investigación.

El Blog describe algunos recursos del NIOSH (ordenados cronológicamente por fecha de publicación)

 

Referencia:

Musculoskeletal Health Research to Benefit Construction Workers

Autores: Emily Warner, Jack Lu.

Blog de ciencia de NIOSH. 21 marzo, 2018.

Disponible en:

http://blogs.cdc.gov/niosh-science-blog/2018/03/20/msd_construction

 

La epidemiología al servicio de la prevención: uso de los registros de bajas por enfermedad en una planta de fabricación
24 Ene

La epidemiología al servicio de la prevención: uso de los registros de bajas por enfermedad en una planta de fabricación

Las tasas de incidencia de baja por enfermedad causada por trastornos musculoesqueléticos (TME) se registraron en 2013 en una planta española de aparatos eléctricos aplicando un análisis detallado de los datos de bajas por enfermedad considerando el sexo, la edad y el área de trabajo.

Las tasas de incidencia ajustadas estimadas mediante regresión de Poisson muestran una mayor incidencia para los trabajadores mayores de 50 años, una mayor incidencia de TME relacionados con el cuello y bajas por enfermedad para el área de trabajo de prensas y carillas. En cuanto a las lesiones de espalda, los trabajadores mayores de 50 años y el área de trabajo de inducción de montaje presentan el mayor riesgo de baja por enfermedad.

Los resultados obtenidos en este estudio podrían ser una referencia para las plantas de fabricación de aparatos eléctricos o similares en el diseño de políticas de prevención de TME, con el objetivo de reducir las bajas por enfermedad y los costes asociados. Esta información nos permite detectar las áreas de trabajo con mayor incidencia, los sujetos más susceptibles, así como las áreas más sensibles del cuerpo con el fin de orientar las intervenciones hacia aquellos.

 

Referencia:

Musculoskeletal disorders assessment using sick-leaves registers in a manufacturing plant in Spain

Autores: Bataller-Cervero AV, Cimarras-Otala C, Sanz-López F, Lacárcel-Tejero B, Alcázar-Crevillen A, Villalba Ruete JA.

International Journal of Industrial Ergonomics 56:124-129

Disponible en:

https://www.researchgate.net/publication/309321214_Musculoskeletal_disorders_assessment_using_sick-leaves_registers_in_a_manufacturing_plant_in_Spain

Nuevos enfoques e intervenciones para prevenir los TME
26 Jun

Nuevos enfoques e intervenciones para prevenir los TME

Las intervenciones ergonómicas se vienen centrando principalmente en (i) los lugares de trabajo (máquinas, procesos, etc.), (ii) la organización del trabajo (horarios, recursos humanos, rotación en el trabajo, descansos, etc.), y (iii) el comportamiento de los trabajadores (información, formación, etc.).

Cada uno de estos enfoques ha demostrado un impacto positivo en la prevención de los trastornos musculoesqueléticos (TME), pero a menudo se han usado como enfoque único y  cuando se aplican de forma aislada, puede no ser suficiente para hacer frente al problema.

Esta insuficiencia lleva a la necesidad de plantearse la necesidad de un enfoque sistémico (un programa de prevención),junto a otras perspectivas, porque la prevención y control de los TME es un reto que no es fácil de comprender y abordar y, por tanto, es necesario considerar diferentes perspectivas. Así que, hay que asumir que se necesitan enfoques innovadores para prevenir los TME.

Estas y otras consideraciones plantean la necesidad de adoptar un enfoque sistémico e integral, poniendo en relación las áreas de ingeniería, ergonomía, psicosociología, medicina ocupacional, fisioterapia, entre otras, trabajando en de acuerdo en los lugares de trabajo, lo que permitirá identificar los mejores enfoques para la prevención de todos y cada uno de los trabajadores en el lugar de trabajo.

 

Referencia
New Approaches and Interventions to Prevent Work Related Musculoskeletal Disorders

Autores: Florentino Serranheira y Pedro Arezes

Int. J. Ind. Erg. 2017 july, Vol. 60, Pages 1-60.

Disponible en:

https://www.researchgate.net/publication/309361751_New_approaches_and_interventions_to_prevent_Work_Related_Musculoskeletal_Disorders

Integrar la ergonomía participativa en el sistema de gestión de la salud y seguridad
02 Ene

Integrar la ergonomía participativa en el sistema de gestión de la salud y seguridad

Los trastornos musculoesqueléticos (TMS) son una causa importante de dolor, discapacidad y costes. La prevención de TMS en el trabajo se describe con frecuencia en términos de implementación de un programa ergonómico, a menudo de ergonomía participativa (EP). La mayoría de las otras actividades de prevención de riesgos en el lugar de trabajo tienen lugar bajo un sistema formal o informal de gestión de la seguridad y la salud en el trabajo (SGSST). Este estudio evalúa las similitudes y las diferencias entre la SGSST y la EP, ya que tal conocimiento podría ayudar a mejorar las actividades de prevención de los TMS.

 

Los artículos de ergonomía participativa (EP) revisados en esta evaluación describen enfoques para mejorar la ergonomía en el lugar de trabajo, pero en realidad están dirigidos principalmente a prevenir los trastormos musculoesqueléticos (TME). Los autores sostienen que la implementación de la EP dio lugar a un incremento de la conciencia de los factores de riesgo de dolor de espalda en el lugar de trabajo, lo que potencialmente puede afectar la prevención primaria.

De los 21 elementos de que se compone el SGSST de la norma OHSAS 18001, la literatura sobre EP guarda silencio sobre ocho de ellos, aunque proporciona una cantidad considerable de detalles sobre cinco de los elementos: i) identificación de peligros, evaluación de riesgos y determinación de controles; (ii) recursos, funciones, responsabilidad, responsabilidad y autoridad; iii) competencia, formación y sensibilización; iv) participación y consulta; y (v) medición y monitoreo del desempeño. Sin embargo, los autores utilizaron muchos enfoques diferentes para abordar estos elementos.

Los resultados de este estudio sugieren que, con independencia de la fortaleza de la EP, sus procesos y prácticas no coinciden con el proceso del negocio de la empresa. El análisis del contenido de los artículos sobre EP sugiere que la implementación del programa no ha sido informada o escrita de manera que facilite la integración en la gestión de la organización, a causa de una estructura y un lenguaje diferentes. La EP se suele considerar como un programa independiente ideado para resolver un problema específico o conjuntos de problemas específicos.

Vale la pena señalar que incluso cuando la literatura sobre EP tiene en cuenta los elementos del sistema de gestión, el vocabulario que emplea a menudo difiere del utilizado en el marco de los sistemas de gestión. Por ejemplo, uno de los principales elementos de OHSAS 18001 describe cómo las organizaciones deben determinar objetivos cuantificables. De igual forma se deben de precisar los inputs y outputs. Sin embargo, son pocos los autores de la EP que mencionan estos elementos.

 

El proceso y el lenguaje introducido en el sistema OHSAS 18001 sugiere un enfoque más sistemático, lo que permite la mejora continua. Además, los elementos del sistema SGSST pueden integrarse fácilmente en otras prácticas y enfoques del sistema de gestión, tales como el medio ambiente o la calidad. Los programas de EP que se describen parecen carecer de estas capacidades, o podría decirse que los autores no describen cómo las actividades de prevención, utilizando la metodología de la EP, podrían integrarse en la organización de un sistema de gestión más amplio.

Con respecto a la sostenibilidad de los programas, se informa de que los programas de EP suelen disponer de medidas para asegurarla, pero como la literatura de EP parece haber sido escrita por investigadores, estos no suelen prodigarse en detalles respecto a cómo implementar y estructurar los programas dentro de la organización. Se podría argumentar que la publicación de la investigación no exige entrar en el detalle de la implementación, tal y como lo pueden requerir los profesionales. Esto podría dificultar la implementación de la EP con éxito por parte de los profesionales y las organizaciones.

La literatura muestra que el alcance de los programas de PE se limita a un departamento o un nivel similar (no al conjunto de la empresa). Como tal, la EP podría ser considerada similar a otros procesos de mejora como el Six-Sigma (metodología de mejora de procesos, centrada en la reducción de la variabilidad de los mismos, consiguiendo reducir o eliminar los defectos o fallos en la entrega de un producto o servicio al cliente. Sin embargo, el enfoque Seis-Sigma, enfatiza la “medición”, mientras que la EP suele emplear enfoque cualitativos. Además, la metodología Seis-Sigma puede utilizarse ampliamente dentro de una organización para múltiples cuestiones, en contraste con la PE, que tiene una aplicación más reducida, a menudo sólo la prevención de TME. Más generalmente, la literatura de EP rara vez se refiere a métodos o sistemas utilizados en otras áreas de una empresa (por ejemplo, calidad), cambio organizacional, mejora de procesos (por ejemplo, Seis-Sigma o Kaizen) u otros enfoques de ingeniería.

La introducción de ideas bien conocidas de otros campos como los procesos de negocios o de ingeniería podrían servir para potenciar la prevención de los TME. Del mismo modo, la introducción de ideas de la prevención de TME en los procesos de negocio e ingeniería tiene el potencial de mejorar la prevención, especialmente en la identificación y control de los riesgos.

Por ejemplo, se ha demostrado que es factible integrar la EP en el sistema de mejora de la calidad Kaizen.

Los artículos de EP no suelen comentar sobre la sostenibilidad de su enfoque y su capacidad para la mejora continua. Los investigadores o profesionales externos que suelen dirigir estos programas y posteriormente describir su aplicación y resultados, no suelen esperar o volver a la empresa para valorar su sostenibilidad, por lo que esta, por lo general, se desconoce.

El enfoque de los sistemas de gestión, como el OHSAS 18001 en virtud de su propia naturaleza propenden a la mejora continua y a la compatibilidad con los procesos de negocio, por lo que tienden a conducir a actividades de prevención sostenibles

Por lo tanto, para lograr un desarrollo sostenible y un mejor enfoque para la prevención de los TME utilizando la EP, parece ser necesaria la mejora de la integración de estos programas en los sistemas de gestión existentes en las empresas. En este sentido, recientemente ha habido algunos intentos de los investigadores para desarrollar nuevos enfoques de EP como el desarrollo del Stay @ Work de Driessen et al, 2008.

Como conclusión se puede decir que ambos, los programas de EP y los sistemas de gestión SGSST, cuentan con evidencias de éxito a la hora de prevenir los riesgos laborales. No parece que exista un conflicto entre ambos enfoques, lo que sugiere que la prevención de TME con la EP pueden ser integrados en el sistema de gestión existente en la empresa. Es más, este enfoque podría suministrar los elementos ausentes en los programas de EP y hacerlos más efectivos y sostenibles.

Referencia:

How compatible are participatory ergonomics programs with occupational health and safety management systems?

Autores: Yazdani A, Neumann P, Imbeau D, Bigelow P, Pagell M, Theberge N, Hilbrecht M, Wells R

Scand J Work Environ Health 2015;41(2):111-123

Disponible en:

http://www.sjweh.fi/download.php?abstract_id=3467&file_nro=1

Cibersal
CiberSal quiere ser un proyecto colectivo, con una vocación explícita de funcionamiento basado en la participación activa de los integrantes de la comunidad, por lo que se apoya en un entorno virtual con todas las herramientas necesarias para favorecer la interacción y la cooperación.
Enviar